sábado, 20 de noviembre de 2010

La dama y el vagabundo
















- Bueno, primero arreglemos la mesa
- Orden de huesos al pesto
- Sí, lo huesos... ¡Huesos! ¿Qué pasa contigo, Joe? ¡Porca miseria! Esta noche quiero que nuestro amigo tenga lo mejor de la casa.
- Bene, bene. Tu sei el capo.
- Y bien ¿qué les ofrezco? A la carta ¿Alguna pasta?
- ¡Guau, guau, guau!
- Ajá, dacordo. ¡Oye Joe! Nostro amigo desea que le prepares tu spaguetti especiale, con la carne abastanza cocida.
- Tony, pero los perros no parlan.
- Seductor me ha hablado a mí.
- Va bene, él habló contigo. Tu sei el capo. Yo que debo fer per mangiare.
- Pronto. ¡Ecolicuá! El mejor spaguetti de la ciudad.


Creo que todo el mundo recuerda esta escena. Un perro vagabundo que se las apaña para comer bien, que tiene una estrella que le sonríe porque sabe ganarse a la gente. Y conoce a Reina, una perrita de barrio residencial que no va a resistírsele. La lleva a Tony´s a comer algo, pero nunca se esperó los spaguetti con albóndigas de Joe y mucho menos un spaguetti que los dos cogieron sin mirar y que terminó en beso. Si nos sois unos perrillos, no os aconsejo que lo probéis, porque el tomate mancha mucho, pero aún así podéis ponérselos de comer a vuestras parejas y ver si los besitos llegan después.



Spaguetti especiale de Tony's

Ingredientes para 2 personas:













  • 100 g de spaguetti
  • 300 g de carne picada (de cerdo, ternera o mezcla)
  • 1 huevo
  • 1 diente de ajo
  • 1 cucharadita de perejil
  • 1 trozo de pan (o una rebanada de pan bimbo)
  • Leche
  • Sal
  • Pimienta
  • Harina
  • 100 g de tomate triturado
  • 1/2 cebolla
  • 1/2 cucharadita de azúcar
  • 1/2 cucharadita de albahaca
  • Aceite
Cocemos la pasta en agua hirviendo con sal hasta que esté al dente.
Le quitamos la corteza al pan y lo remojamos en leche. Lo desmigamos y lo mezclamos con la carne picada, el ajo picado, perejil, sal y pimienta. Hacemos bolas con la mezcla, las pasamos por harina y las freímos en abundante aceite.
En un cazo sofreímos la cebolla con un poco de aceite. Añadimos el tomate, el azúcar, la albahaca y un poco de sal y llevamos a ebullición. Colocamos las albóndigas en el tomate y dejamos hacer unos minutos.
Servimos la pasta y sobre ellas las albóndigas y la salsa de tomate.

domingo, 14 de noviembre de 2010

Tomates verdes fritos






















- Prueba ésto. ¿Qué te parece?
- No está mal.
- La verdad.
- Bueno... ¡está malísimoJa, ja, ja!
- Comprendo. No seas tímida, dime lo que pienses.
- Lo haré

Entonces Idgie coge un vaso de agua y se lo tira a Ruth a la cara y se ríe.

- ¿Por qué me has hecho eso?
- Pensé que necesitabas refrescarte un poco. De verdad.


Idgie y Ruth regentan un restaurante sureño en Whistle Stop en una etapa difícil en el pueblo y en sus vidas. Muchos años después Ninny le cuanta a Evelyn sus historias para ayudarla con una vida que no le gusta. Esta película habla de historias de mujeres fuertes, de mujeres con muchas formas de hacer lo que creen correcto, mujeres a las que les gusta comer, y a algunas cocinar. El aire de los estados unidos del sur en época de desigualdades sociales y raciales, con guisos al aire libre y barras con tartas hace que probar las recetas que Fannie Flagg nos deja en el libro que dio pie a la película se convierta en un placer.



Tomates verdes fritos con salsa de leche

Ingredientes para 2 personas:









  • 2 tomates verdes
  • 1 huevo
  • Pan rallado
  • Aceite
  • Unos taquitos de bacon
  • 1 cucharada colmada de harina
  • Leche
  • Sal
  • Pimienta
  • Cebollino
Calentamos abundante aceite y freímos bacon en él. Cuando esté hecho retiramos el bacon.
Cortamos los tomates en rodajas de 1 cm y las empanamos en huevo y pan rallado. Freímos hasta que estén dorados por ambos lados.
En el mismo aceite añadimos la harina y mezclamos unos minutos. Añadimos poco a poco la leche a temperatura ambiente, removiendo constantemente, hasta obtener una bechamel. Salpimentamos.
Servimos los tomates regados con la bechamel y adornados con cebollino.


martes, 9 de noviembre de 2010

Sexo en Nueva York



















- ¡Está delicioso!
- ¿Por qué dejaríamos de beber esto?
- Porque empezó todo lo demás
- Pues es tan excelente como excitante


Esta película, adaptación del libro Sex and the city, y continuación de la serie de TV, nos cuenta la vida de Carrie Bradshaw, una columnista de Nueva York que se ha convertido en un icono de moda. Para su columna Sexo en Nueva York, utiliza referentes de mujeres modernas y liberadas, tomando ideas de las cosas que les pasan en el día a día a ella y a sus amigas. En la película aparecen cócteles y muffins, todo muy chic, pero merece la pena probar el coctel que esta película ha puesto de moda en todo el mundo, el cosmopolitan, que se ha convertido en un icono de bebida para mujeres, sobre todo en Nueva York.



Cosmopolitan

Ingredientes para 1 copa:













  • 4 partes de vodka
  • 2 partes de zumo de arándanos
  • Unas gotas de lima
  • Unas gotas de curaçao seco
  • Piel de lima
  • Hielo
Ponemos en la coctelera el vodka, el zumo, la lima y el curaçao con hielo y lo agitamos bien.
Enfriamos una copa de martini con hielo y servimos el coctel sobre ella. Adornamos con piel de lima.

viernes, 29 de octubre de 2010

Pinocho

















- ¿Qué le puede haber sucedido?¿Dónde podrá estar a estas horas? Voy a salir otra vez a buscarlo. Y recuerden: nadie prueba un bocado hasta que vuelva.


En la siguiente escena de la película aparecen todos en la tripa de una ballena, así que suponemos que Fígaro (el gato de Geppetto) no llegó a comerse su lenguado. Pero sí muchos otros, dada su situación, aunque ninguno cocinado como el primero, humeante aún del horno, que según lo vemos nos relamemos igual que el minino. Parece que en las películas disney siempre hay un plato que nos abre el apetito, y esta no iba a ser menos. Y ya sabéis, a portaros bien, que si no os crecerá la nariz.



Lenguado al horno con limón

Ingredientes para 2 personas:










  • 2 lenguados de ración
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Aceite de oliva
  • Vinagre
  • 1 limón
  • Mantequilla
  • Unas hojas de lechuga
  • 20 aceitunas verdes rellenas de pimiento
Se unta un trozo de papel albal con un poco de aceite de oliva. Sobre él colocamos el lenguado, lo salpimentamos y lo regamos con otro chorrito de aceite. Cerramos el papel albal para hacer un papillote. Repetimos con el otro lenguado. Horneamos a 180º durante 20 minutos.
Para cada plato repartimos en una fuente lechuga troceada y aliñada al gusto. Sobre ella colocamos las aceitunas. Sacamos el pescado de su envoltura y lo colocamos en el centro de la fuente. En la mitad del lenguado colocamos una rodaja de limón y a los dos lados de ésta dos cuadraditos de mantequilla. Servimos en seguida.

jueves, 30 de septiembre de 2010

V de Vendetta















- Sientate
- Mmm...¡Está delicioso!
- Hum, me alegro
- ¡Dios! No tomaba mantequilla de verdad desde que era pequeña. ¿De dónde la has sacado?
- Bah, de un tren de gubernamental de suministros para el lider Sandler.
- ¿Se la has robado al lider Sandler?
- Sí
- Estás loco
- Me atrevo a hacer de todo cuanto es propio de un hombre. Quien se atreve a más no lo es.


Estamos en un futuro relativamente próximo en Inglaterra con la población reprimida. Ha estallado una guerra mundial que ha hecho que cambiara el poder en el Reino Unido y pasara a ser algo parecido a una dictadura. Toque de queda, racionamiento, represión de opiniones... Y un hombre detrás de una máscara preparándole un desayuno a Eve, a la que acaba de conocer y secuestrar (para que no la encarcelen) con mantequilla de verdad. Llama la atención este desayuno anglosajón que ya había aparecido en las películas Moon over Miami y Hechizo de luna, tan llamativo en su presentación como rico. Si lo probais empezareis a olerlo cada vez que veais la escena.



Eggs in the basket (Huevos en cesta)

Ingredientes para 1 persona:









.
  • 1 rebanada de pan de molde
  • 1 huevo
  • Mantequilla
  • Aceite
Ponemos a calentar un poquito de aceite en una sartén.
Mientras untamos la rebanada de pan con mantequilla por ambos lados y le hacemos un agujero en el centro con un molde circular o una taza. Ponemos el pan en la sartén y, con cuidado, echamos un huevo en el agujero. Dejamos que se haga bien por abajo y le damos la vuelta a la tostada, girando un poco la sartén para que no se nos caiga el huevo. Dejamos hacer por esta parte también y servimos.

domingo, 12 de septiembre de 2010

La joven de las especias


















-Te daré nimbu pani, una bebida de lima. Te refrescará. Bueno, ¿qué pasa?
- Es mi madre. Ha muerto.
- Cuanto lo siento. ¿Vivía contigo?
- No. Perdona, no debí haberme presentado así a estas horas, pero... creo que esto me ha aturdido. Debería irme.
- No, espera.
- No, tenías razón. No debí venir.
Tilo coge un puñadito de una especia y la añade al vaso - ¿Quieres tomar esto? Por favor. (Oro negro. Apreciado por todos los comerciantes del mundo. El rey de las especias)
- ¿Lleva pimienta? Es fuerte.
- (Te ayudará a contarme tus secretos) Puedes contarme lo que quieras. No te juzgaré.


Esta película habla de tradiciones indus, y gira en torno a las especias y sus usos mágicos o medicinales según su tradición. Da un gusto especial cuando Tilo mete la mano en esos enormes sacos de especias, que te hace sentir como Amelie Poulain cuando lo hace en un saco de lentejas. Y cuando pica kalo jire o muele almendras casi pueden olerse. Además a mi me encanta el misticismo tradicional y me gusta conocer culturas distintas a la mía, y probar su gastronomía me parece una fantástica forma de hacerlo. En esta escena Tilo añade un puñadito de pimienta a la bebida para que Cuervo le cuente su historia y sus pesares. Si os atrevéispodéis probarlo así, aunque hace la bebida más fuerte. Pero aunque sea una vez, siempre está bien probar.



Nimbu Pani

Ingredientes para 1 persona:












  • 1 limón
  • 2 cucharadas de azúcar
  • 2 cucharaditas de agua de rosas
Exprimimos el limón y colamos su zumo en un vaso. Añadimos 300 ml de agua fría, el azúcar y el agua de rosas y removemos hasta que se disuelva el azúcar.

miércoles, 18 de agosto de 2010

Ratatouille














- No recuerdo la última vez que le pedí a un camarero que le felicitase de mi parte al chef. Y ahora me sorprende con la circunstancia maravillosa de que el camarero es el chef.
- Gracias, pero hoy sólo soy el camarero.
- ¿Y a quién le agradezco...?
- Disculpe un minuto

Se oye a Colette desde la cocina: -¡No puedes mostrárselo con el restaurante lleno

- Si quiere conocer al chef tendrá que esperar a que todos los clientes se vayan.
- De acuerdo


Esta película de dibujos nos mete de lleno en el mundo de la cocina. Todo son olores, combinación de sabores y arte para cocinar. Se ve una evolución en Remy y en Linguini, que descubren como dos sabores ricos pueden crecer o estropearse al combinarse en una receta. Todo es encontrar el punto justo, para ratas cocineras y para humanos. Lo justo para meternos un trocito de algo en la boca y recordar de pronto nuestra infancia, la comida de nuestra madre o cualquier lugar o persona con la que hayamos comido. Si se consigue eso no hay mala crítica posible.


Ratatouille

Ingredientes para 2 personas:










  • 1 cebolla
  • 1 berenjena
  • 1/2 calabacín
  • 1 pimiento verde
  • 1 tomate
  • Aceite de oliva
  • Hierbas provenzales (orégano, albahaca, mejorana, estragón, tomillo, romero, hinojo y laurel)
  • Sal
  • Reducción de Módena
Se cortan todas las verduras en rodajas y se colocan sobre una fuente de horno untada con aceite. Por encima de las verduras echamos sal y un puñadito de hierbas provenzales. Regamos generosamente con aceite de oliva y lo cocinamos a horno medio unos 40 minutos, hasta que la verdura esté hecha.
Servimos echándole por encima un poco de reducción de Módena.

viernes, 30 de julio de 2010

Casino Royale
















- Llame al camarero. Dry martini
- Oui, mesieur
- ¡Espere! Tres partes de Gordon's, una de vodka, media medida de kina lillet, bien agitado con hielo y con una filigrana de limón.
- Sí, señor.
- ¡Oiga! Yo tomaré lo mismo
- Y yo.
- Como no.
- ¡Amigo! Traigame a mí uno, pero ahórrese la fruta.
- ¿Ya está? ¿Uhm? ¿Alguien quiere jugar al poker?


Esta es la película en la que James Bond se convierte en 007. Daniel Craig interpreta a un agente bruto, aún por pulir, que queda lejos del gentleman que conocemos. En mitad de una partida de poker le pide al camarero este coctel, inventado sobre la marcha, que luego dará paso a su habitual dry martini. Momentos después en la película dice: "No está mal. Tendré que ponerle nombre". Y lo hace, lo llama Vesper, en honor a su primera chica bond, la agente Vesper Lynd y no a causa de su postgusto amargo, sino porque una vez has probado un Vesper, ya no quieres beber otra cosa. O eso dice él, así que a probarlo.


Vesper

Ingredientes para 1 persona:













  • 3 partes de ginebra Gordon´s
  • 1 parte de vodka
  • 1/2 parte de Martini
  • 3 gotas de angostura
  • Hielo
  • Limón
Ponemos un trozos de hielo en una copa de coctel y se le dan unas vueltas para enfriarlo. Luego se tiran. Hacemos lo mismo con la coctelera.
Introducimos las bebidas en la coctelera. Los cócteles se hacen por medidas, dividiendo el vaso o la copa en partes. En este caso deberíamos dividir imaginariamente la copa en 4,5 partes y calcular así cuanto tendremos que echar de cada líquido, aunque si no os atrevéis, podéis medirlo) junto con unos cubitos de hielo y agitamos bien.
El kina lillet se dejó de fabricar en los 80, para dar paso al lillet blanc, blonde o rouge, pero son muy difíciles de conseguir, así que preferimos sustituirlo por un vermut con angostura para darle amargor.
Vertemos el coctel en la copa (sin el hielo) y adornamos con una tira de piel de limón.

miércoles, 21 de julio de 2010

Chocolat
















- Te agradezco que hayas venido, Armande
- ¿Se puede saber qué es tan importante como para haber aplazado mi siesta?
- He hecho un pastel de chocolate


Esta película te llena de chocolate. Puedes olerlo todo el rato y, a poco que te guste el dulce, no puede dejar uno de imaginar el sabor de todos los bombones, galletas, tartas, pasteles... que hace Vianne. Placer y tentación en esta película que nos inunda de color marrón y del sabor del polvo de cacao amargo a un picante chocolate a la taza, pasando por un dulce pastel de chocolate con naranja que sirve para el reencuentro de una abuela con su nieto.


Pastel de Chocolate de Vianne

Ingredientes para 8 personas:










  • 100 g de chocolate
  • 112 g de mantequilla
  • 125 g de nata para montar
  • 150 g de harina
  • 1 cucharadita de levadura
  • 137 g de azúcar
  • 1 cucharadita de cacao
  • 1 huevo
  • 1 naranja
  • 1 cucharadita de cointreau
Para la cobertura:
  • 250 g de chocolate
  • 375 g de nata para montar
Mezclamos en un bol la harina, el azúcar, el cacao y la levadura.
Ponemos en una cazuela a fuego bajo el chocolate con la mantequilla, la nata y 75 ml de agua hasta que se funda. Lo añadimos a la harina y mezclamos bien. Después añadimos el huevo, el cointreau y la ralladura de la naranja.
Vertemos la masa en un molde redondo cubierto con papel de horno y lo horneamos 30 minutos a 180º. Luego desmoldamos y dejamos enfriar.
Para hacer la cobertura ponemos el chocolate partido en un recipiente metálico. Hervimos la nata, la vertemos sobre el chocolate y removemos bien hasta que esté totalmente disuelto. Metemos la mezcla en el frigorífico 20 minutos y después la sacamos y la batimos (con varillas o batidora con varillas) unos minutos, hasta que quede cremosa. Volvemos a meter en la nevera 15 minutos más.
Para finalizar recubrimos el pastel con la cobertura ayudándonos de una espátula.
En este caso en concreto utilizamos previamente un molde circular para sacar raciones individuales del bizcocho, que luego iban recubiertas de chocolate y adornadas con unas hojas de menta y una flor de borraja.

domingo, 20 de junio de 2010

Como agua para chocolate













Tal parecía que en un extraño fenómeno de alquimia no sólo la sangre de Tita, sino todo su ser, se habían disuelto en la salsa de las rosas, en el cuerpo de las codornices y en cada uno de los dones de la comida. De esta manera penetraba en el cuerpo de Pedro voluptuosa, aromática, calurosa y completamente sensual. Parecía que habían descubierto un nuevo código de comunicación en el que Tita era la emisora, Pedro el receptor y Gertrudis la afortunada en quien se sintetizaba esta relación sexual a través de la comida.


Esta pélícula es la primera que me viene a la cabeza si hablamos de comida. Y este plato nos transporta a las cocinas mexicanas y a la fantasía sudamericana, con rosas rosas que se vuelven rojas por la sangre ardiente y enamorada de Tita, que se pincha con ellas. Una pelicula para oler y saborear.


Codornices en pétalos de rosa

Ingredientes para 2 personas:










  • 4 codornices
  • 4 rosas rojas
  • 1/2 cucharada de anis
  • 10 almendras
  • 10 pistachos
  • 2 gotas de agua de rosas
  • 1 cucharada de miel
  • 1 diente de ajo
  • 1 cucharada de mantequilla
  • Aceite
  • 1 chorro de brandy
  • 1 limón
  • Sal
  • Pimienta
Le sacamos las pechugas a las codornices y le quitamos las patas. Ponemos las carcasas en una cazuela con un poco de aceite y dejamos que se frían a fuego fuerte. Añadimos un buen chorro de brandy y dejamos que se reduzca por completo. Luego cubrimos las carcasas con agua, rascamos un poco el fondo de la cazuela y lo dejamos cocer unos 20 minutos. Colamos.
En un mortero machacamos el anis, las almendras y los pistachos. Quitamos los pétalos a las rosas y reservamos 8 o 10 pétalos bonitos. El resto los echamos en el mortero y los machacamos bien. Añadimos 2 gotas de agua de rosas y 1 cucharada de miel y machacamos un poco más. Ponemos mantequilla en una sartén y freímos el ajo laminado. Añadimos las rosas y 1/3 de vaso del caldo y lo cocemos unos minutos. Pasamos la salsa por la batidora y luego por el chino, para que quede fina. La volvemos a poner al fuego hasta conseguir el espesor que deseemos.
Salpimentamos las codornices y las bañamos en zumo de limón. Luego las freímos en aceite hasta que estén doradas.
Servimos las codornices con la salsa adornadas con los pétalos de rosa que reservamos.

viernes, 8 de enero de 2010

Se abre el telón...


"- ¿Cuando decidió dedicarse a la pastelería?
- En la universidad
- ¿Como una escuela de hostelería?
- En realidad fui a Harvard, estudié derecho.
- Oh, lo siento, di por hecho que...
- No, no, no pasa nada. No terminé.
- ¿Le ocurrió algo?
- No. Me aceptaron por los pelos. La verdad, por los pelos. Fue gracias al escrito de mis aspiraciones. Sobre como iba a hacer del mundo un lugar mejor con mi título. En fin, teníamos que participar en sesiones de estudio mis compañeros y yo. A veces durante toda la noche. Así que yo preparaba cosas para matar el hambre. A veces pasaba la tarde entera en la cocina de la residencia, llevaba mis galletitas a los grupos de estudio y a la gente le encantaban. ¡Coma!. Hacía galletas de avena, barritas de crema con canela, triángulos de chocolate negro cubiertos de nueces tostadas. Todo el mundo comía y era feliz, estudiaban más y sacaban mejores notas, entonces empezó a llegar más y más gente a los grupos de estudio y yo llevaba más merienda y siempre buscando mejores recetas hasta la llegada de... cruasanes de queso ricota con albaricoque, turrones de moca bañados en almendras, y merengues de coco rayado glaseados con melocotón en almíbar. Al final del semestre tenía 27 compañeros de estudio, 8 cuadernos llenos de recetas y una media de 5 pelado. Así que lo dejé. Pensé que si iba a hacer del mundo un lugar mejor lo podía hacer con galletas."

Ayer volví a ver esta película, y recordé este parrafo que me mandaron por e-mail hace ya tiempo. Hay quien dice que soy feliz oyendo hablar de cocina, pero decidme si no os comeríais cualquier cosa de las que recuerda Ana Pascal. Hmmm. Y porque a mí me gustaría saborearlas en ese mismo momento que veo la escena, he decidido buscar recetas que aparezcan en películas, y acompañar el cine con comida. ¡Que empiece el espectáculo!